By: Txema Sanfélix On: agosto 11, 2016 In: Blog Comments: 1

Mérida, eres parte de mí.

Emocionante, la última semana he vivido un vendaval de sentimientos, un huracán de emociones, una bocanada de aire en mi pecho que me ha dejado un poso de felicidad que no esperaba, la cantidad de mensajes, felicitaciones, gestos de cariño, regalos que he recibido por vuestra parte son innumerables, me temo que jamás podré agradeceros todo lo que merecéis y por supuesto estaré siempre en deuda con esté club, esta afición y esta ciudad. Por lo que no podía permitirme el lujo de al menos dejaros unas palabras en vuestro honor.

Comenzar de cero
Cuando decidí que mi futuro y destino estaban ligado a esta ciudad milenaria, a un club histórico y una afición que necesitaba volver a creer, debo confesar que me invadió el miedo, no quería defraudar a nadie y me lo tomé como algo personal, debía dejar de lado todo para y por el club, involucrarme al máximo, respirar el Romano, prepararme para levantar piedras y recibir los golpes lógicos dentro de una macroconstrucción, comenzar de cero requiere de sacrificio, paciencia y entrega, pero me recibisteis con los brazos abiertos, desde el principio me arropasteis y me ayudasteis y eso se lo tengo que agradecer a la directiva, principalmente a Daniel Martín. Gracias por confiar y darme la oportunidad cuando no encontraba oportunidades, gracias por darme las llaves y dejarme libertad, espero no haberte defraudado amigo.

Mérida
Soy una persona observadora, me gusta escuchar y admirar antes que hablar, considero que es como se aprende y eso en mi trabajó es fundamental entender a la persona con la que vas a compartir. Pronto me enamoré de la ciudad, pronto la quería como vosotros, como la mimáis, el orgullo que desprendéis cuando estáis lejos, aprendí porque Mérida es otra cosa, es especial, diferente y cada uno de vosotros sois fiel reflejo de ello, de su majestuosidad, de como el sol azota su fachada prácticamente todo el año, como amanece en invierno, como tiene luz propia. Nunca olvidare este lugar, porque ya está en mi corazón.

Las entrañas de un Gigante
Los inicios son tan duros como ilusionantes, cuando un equipo de trabajo está formado por luchadores, personas comprometidas con la causa, dispuestas a dejar de lado sus vidas, cuando entienden que el fin justifica los medios y que lo más importante es la entidad, todo es más fácil. Eso ha sido y es este Mérida, trabajo, trabajo y trabajo que se desarrolla durante veinticuatro horas al día los siete días a la semana, desde arriba hacia abajo; Directiva, trabajadores y colaboradores. Ellos merecen el mejor de los premios y ojala se cumplan al final de esta temporada, porque ellos sentirán su trabajo realizado solo si el objetivo se cumple, es así, ese es nuestro carácter, el carácter del Mérida, trabajamos sin descanso sin saber si al final de la temporada lograremos el objetivo, si nos caemos nos levantamos al instante, si lo logramos lo celebramos con vosotros.
Gracias a todos los que os remangasteis y os pusisteis a remar sin ver tierra, soñando despiertos con los medios que existían, dispuestos a ser los mejores cada día, fuisteis mi gran motivación. Gracias Victor, Pedro, Jon, Pepe, Benigno, Palomo, Miguel, Emilio, Lara, Carlos, Gloria, Rosa, Enma, Rafa y Gabi.

Las gradas, el alma del Romano
Me siento muy afortunado, ya que presencie en riguroso directo como las gradas del Romano se coloreaban de infinitos colores, como se ocupaban de pasión, como muchos volvían tras años de letargo, como los que ya estaban disfrutaban recibiendo a más amigos y familiares, como os comprometisteis y ayudasteis al club a llenar el Romano, tenemos imágenes que no se borrarán en nuestra retinas, si lo hicimos, más de 10.000 espectadores invadieron nuestro templo.
Vosotros sois el alma, sin vosotros no hay nada, estamos cerca y tenéis que echar el resto, ahora es el momento.
Gracias a los todos los que invirtieron en ilusión, a todos los abonados por sellar el compromiso de un sueño que está por cumplir, de verdad a cada uno de vosotros mil gracias. Gracias a la Federación de Peñas porque siempre me trataron con cariño y respeto, ojala sigan toda la vida. Gracias a Legiones Sur porque fueron parte responsable de que las gradas unificarán su voz en una sola, el Romano acojona y no lo digo yo, lo dicen nuestros rivales. Cada una de las peñas desde la primera hasta la última porque ellas también son artífices de este fenómeno tanto en tribuna como en preferencia, pero debo hacer mención especial como pancetero de honor que soy, larga vida a “Panceta y Honor” me tendréis a dieta hasta que vuelva.

Despedida
Hoy al meter las maletas en el coche no he podido evitar algunas lagrimas, lo reconozco, echare de menos todo, os echare de menos a todos. Los cambios no son fáciles y más cuando dejas un sitio que quieres y dejas gente que te quiere. El secreto para el éxito es amar lo que haces, eso lo aprendí en Mérida y espero que me sirva en mi nueva etapa.

He tenido la suerte de pertenecer a un equipo de trabajo de categoría, gracias a Fernando Torres Jr, Fernando Torres, Valentín, Tarriño, Germán, David de la Hera, Fran, Bernardo, Alcazar, Antonio Gomez, Poli, Curro, Manu Vicente, Serpa, Germán Donoso, Moises y Moi.

Horas de conversación y charlas me dieron la oportunidad de conocer de una forma diferente a grandes personas aparte de grandes futbolistas, espero no olvidarme de ninguno, gracias por soportarme y siempre tratarme con respeto y cariño, tenéis un amigo. Gracias a Manu, Borja Romero, Sebas, Raúl Moreno, Caceres, Nevado, Alfonsinho, Mansilla, Jonhy, Regino, Barrios, Parra, Pozo, Pedro Oliva, Borjita, Jorge Mago Troiteiro, Juan Germán, Cristo, Caballero, Teo, Boro, Francis, Amaro, Chietino, Toni, Sunny, Pisky, Alejo, Javi Chino, Carrasco, Loaisa, Jose Carlos, Borrego, Mani (Romero), Dani Alonso, Ivan Matas, Joaquí Flores, Camps, Perera, “Hovi” (hablamos poco jeje), Zamora, Jesús Gonzalez, Morgado, Pablo Gil, Aitor Garcia, Castaño, Godoy, Taranilla, Pedro Conde y Gonzalo Suarez.

Por el poco tiempo no he podido tratar mucho con el nuevo cuerpo técnico y con la nueva plantilla pero no me cabe duda de que son los mejores que podríamos tener y que a final de temporada ellos serán los que nos pongan donde merecemos, así que suerte a todos. Disfrutad de un año mágico, ahora es el momento, la gran oportunidad y toca dar un paso hacia delante, creer y luchar por ese sueño que volvió a resurgir.

Me voy, pero no será un adiós es un hasta luego.

Espero poder enseñar a mi hijo porque debe estar orgulloso de ser emeritense y romano.

Te Quiero Mérida.

Trackback URL: http://txemasanfelix.com/blog/carta-despedida-merida-te-quiero/trackback/

  • José Antonio Cordero Ávila

    Muchas gracias por todo lo que has hecho por este Club.
    Hay un refrán que me encanta que dice ” es de bien nacido, el ser agradecido” y tú has hecho bueno el mismo.
    Desearte suerte en tu nueva andadura y éxito que sé que lo vas a tener,
    Un fuerte abrazo, ROMANO.